«Como una enredadera y no como un árbol» es un título emblemático. Un árbol representa fuerza y en éste caso centralización. Una enredadera no parece fuerte en ningún sentido, pero algunas especies pueden sobrevivir el aislamiento de cualquiera de sus partes, ésta característica la hace un emblema de resiliencia.

El texto contiene varios relatos de la creación y desarrollo en red distribuída incluyendo una bonita criptohistoria. Las ideas que más me llaman la atención:

La innovación es sistémica

¿Cómo se le escapó [la criptografía asimétrica] a la IBM?. Lo que había pasado, era sólo un anuncio del mundo por venir. La respuesta es sencilla: la lógica del sistema de incentivos. Como diría cualquier economista, simplemente los incentivos que el viejo sistema cerrado podía producir no se alineaban con los nuevos objetivos a conseguir. Era cuestión de tiempo que apareciera un Diffie.

Vigotsky lo llama «el horizonte de conocimiento próximo» y se refiere a que el aprendizaje es un proceso que se desarrolla relacionando el conocimiento que ya se tiene para generar conocimiento nuevo, pero es requisito el conocimiento previo a relacionar. Es la misma idea que expresa Newton cuando dice «si pude ver tan lejos es porque iba parado a hombros de gigantes».

La innovación no consiste en generar un sistema completamente nuevo y no surge de la nada (aunque la idea contraria sea muy popular) sino en enlazar ideas ya existentes de una manera nueva, por eso no es cuestión del genio de Diffie que desarrolla la criptografía asimétrica, sino «cuestión de tiempo».

Las patentes se sostienen sobre el mito de que ciertas personas poseen una capacidad especial que les permite desarrollar cosas que nadie más podría, y por no entender esa cuestión fundamental son tan nocivas.

Está aquí para quedarse

Una idea que se comenta en «Como una enredadera y no como un árbol» es:

En la medida que la evolución del sistema económico se mantenga por los mismos derroteros, movimientos como el software libre, el copyleft o el P2P musical, socavarán cada vez más profunda e irremediablemente el orden corporativo, jurídico y económico internacional, enfrentándose al poder de los estados y los monopolios y elevando nuevos valores sociales en conflicto con el poder establecido.

Hace poco leí un post Michel Bauwens que dice:

Even as the open-source economy becomes the default way to create software, and even as it creates companies that reach a revenue of more than $1bn, such as Red Hat, the overall effect is still deflationary. It has been estimated that open-source annually destroys $60bn in revenues for the proprietary sector.

Thus, the open-source economy destroys more proprietary software value than it replaces. Even as it creates an explosion of use value, its monetary value decreases.

Es la misma idea, la generación de productos distribuída está «socavando el orden» al reducir las rentas generadas por los monopolios, lo que significa bienes más baratos aunque no sin consecuencias.

Y se alimenta de la interacción

Debido a que la innovación es producto de nuevas combinaciones, a mayor interacción haya más relaciones pueden encontrarse, es la misma razón por la que una red distribuída genera mayor innovación a un menor costo.

About these ads