cuando estás inmerso en una vida que no te pertenece, cuando las barreras persisten pero no puedes verlas… Entonces cuando entiendes por qué se esfuerzan tanto en simular la realidad.

Cuando de golpe observas cómo esa pequeña fantasía continúa a pesar de que la farza se conoce a sí misma que encuentra su intersección con la realidad.

Y esto viene al cuento porque estuve viendo «Source code», que traducen (malamente) como «8 minutos antes de morir». La recomiendo ampliamente.

Para leer después de la película:

No suelen gustarme las cursilerías y la verdad es que no me compro el final. De cualquier manera creo que ésa es la manera en que debía ser, para atravesar la pantalla, de la forma más lógica, simplemente moriría en la pantalla.

Y bién, ¿qué les pareció?