El problema

Me dijeron que «no importa que Facebook me espíe, no soy tan importante y nadie va investigarme». Hoy releo:

Seguimos pensando en la privacidad como “el gran secreto que no quiero que se revele” y ése no es el problema. El problema es todo el resto que forma el relleno, los datos que rellenan la vida, que no se piensan como secretos pero que se agregan para deducir lo que no queremos que nadie sepa.

Eben Moglen, Libertad en la nube

Existe al menos un experimento para hacer predicciones acerca de quién es homosexual y no lo dice a partir de sus datos públicos de Facebook… Es fácil, con suficientes datos se realizan inferencias acertadas acerca de la gente, y es que tanta información de tanta gente en un sólo lugar se presta al abuso.

Facebook asegura que no vende datos personales

Ciertamente FB se vería muy mal si vendiera directamente los datos personales. Pero hace dinero a partir de éstos datos y por tanto busca obtener la mayor cantidad posible. Así se vuelve un punto único donde al atacar se puede obtener información del usuario, que generalmente los comparte con facilidad.

Para detener éste flujo de datos no basta con hacer privado tu perfil o no compartir información tuya, alguien más puede compartir tus datos. Aunque tampoco es necesario que FB venda los datos para que estén disponibles.

La escala del problema

La tecnología permite realizar cosas que sin ellas serían impracticables. Saber quién conoce a quién requería gran cantidad de personal trabajando a tiempo completo para la KGB, para FB es una búsqueda en una base de datos que la gente llena voluntariamente (a la CIA aún le cuesta trabajo).

«Por nuestra seguridad» el gobierno de la Unión Europea retiene datos personales vagamente regulados y en muchos casos cualquiera con identificación policial puede acceder a ellos porque seguro la ID policial es sinónimo de buenas intenciones.

El hecho es que si el estado lo sabe todo de nosotros no estamos más seguros sino todo lo contrario.

¿Paranoia?

¿Qué dicen de la detención de dos jóvenes por tuitear “Destruiremos América” antes de viajar a EUA? Yo creo que ellos tampoco son «tan importantes».

Ahora bien ¿Vale la pena «compartir en Facebook» a cambio de espionaje gratuito todo el tiempo?