Entre la reescritura de cómo funciona internet y las muchas leyes pro censura de internet estaba pensando que la criptografía es la única herramienta que tenemos en una red que no nos pertenece (porque aunque internet es físico y distribuído, hacemos uso de una infraestructura que en su mayoría no es nuestra) para mantener la integridad de la comunicación y confirmar la procedencia del mensaje.

Es interesante saber que ésta idea es ya común del ciberpunk.