El promedio de tiempo de trabajo es más ahora que en la edad media. La vida moderna está fragmentada y sólo son nuestras las sobras:

la noche pasó a ser lo que queda del día; el fin de semana, lo que queda de la semana; y la jubilación, lo que queda de la vida. En el centro de la vida se halla la regularidad repetida del trabajo, que organiza todos los demás usos del tiempo.

El trabajo debe ser considerado un fin es sí mismo, […] y debe ser considerado como un deber.

La ética hacker y el espíritu de la era de la información – Pekka Himanen

Esa es la «ética protestante del trabajo» (por su origen religioso).

Weber afirma que el «summum bonum» de esta ética, su bien supremo, consiste en «ganar más y más dinero». En la ética protestante tanto el trabajo como el dinero son considerados fines en sí mismos.

El “milagro” japonés ejemplifica su mejor y peor lado:

Si bien fue esto lo que convirtió en pocos años a Japón en la segunda potencia económica mundial, es precisamente el motivo que está llevando el país a la ruina. ¿Pero tiene algo de malo trabajar de la mañana a la noche? La gente estaba demasiado ocupada como para plantearse esta pregunta.

La generación perdida – Tuertos en el país de los ciegos (blogspot)

Deberíamos reflexionar acerca de sus consecuencias, que incluyen la deshumanización al optimizarlo todo sin generar valor:

Incluso en casa, el proceso de atención de los hijos se ve optimizado eliminando todas aquellas partes «innecesarias». […] En una vida optimizada, el tiempo libre asume los modelos del tiempo de trabajo. El tiempo de ocio se programa y planea de una forma tan ajustada como el tiempo de trabajo […]

Después de cenar, algunas familias se sientan juntas, mudas pero cómodas, mirando telecomedias en que madres, padres e hijos hablan entre sí con brío. […]

La ética hacker y el espíritu de la era de la información – Pekka Himanen

A ésto se agrega que el abuso es la conclusión natural entre seres racionales buscando beneficio, sumado todo la prioridad de acumular dinero no mejora la calidad de vida. Los objetivos de la vida cotidiana tienen consecuencias.