Archivos para la categoría: Minipost

Via los marcadores de cartograf encuentro el manifiesto de los libros de texto de «Green Tea Press». Me llamó la atención:

Publishers: I don’t know what to tell you. Your role in developing and distributing textbooks is no longer required. You are now in the publicity business.

Que se traduciría más o menos como:

Editoriales: No sé qué decirles. Su rol desarrollando y distribuyendo libros ya no es necesario. Ahora están en el negocio de la publicidad relaciones públicas.

Creo que tiene la razón y me gustaría ver cada vez más proyectos de éste tipo.

Anuncios

Acabo de recordar la ley de la incertidumbre, no se puede conocer algo sin interactuar con él, e interactuando con él se modifica su estado original. ¿Podrá hacerse la investigación del lago Volstok sin modificarlo?

Leyendo noticias aleatorias encontré una religión que promueve la copia. Pero lo que me pareció más interesante fue lo que dijo Peter Sunde acerca de cómo se desarrolló el proyecto:

Since I’ve had a lot of things to do, projects to start, my church was never started. My working name for it was Church of Copying Kopimists (or short: C.O.C.K. just for the lulz). I told some friends about my idea and in the end they really liked it. This is one of the essential things with how the internet and kopimism works – if you don’t do it, someone else will. I didn’t have to do the work, since the idea that spread was good enough. After a year of iterations it actually worked.

Eso me recordó una frase que había leído hace mucho acerca del software libre: que se rige por la economía del regalo. Las ideas se regalan y por eso se difunden y lo que mantiene el incentivo del desarrollo es que el resultado es propiedad colectiva (cuando el proyecto se mantiene libre).

cuando estás inmerso en una vida que no te pertenece, cuando las barreras persisten pero no puedes verlas… Entonces cuando entiendes por qué se esfuerzan tanto en simular la realidad.

Cuando de golpe observas cómo esa pequeña fantasía continúa a pesar de que la farza se conoce a sí misma que encuentra su intersección con la realidad.

Y esto viene al cuento porque estuve viendo «Source code», que traducen (malamente) como «8 minutos antes de morir». La recomiendo ampliamente.

Para leer después de la película:

No suelen gustarme las cursilerías y la verdad es que no me compro el final. De cualquier manera creo que ésa es la manera en que debía ser, para atravesar la pantalla, de la forma más lógica, simplemente moriría en la pantalla.

Y bién, ¿qué les pareció?